Descripción del blog

Combinación de escritos e imágenes, palabras y esbozos, o, al fin y al cabo, letras y trazos. Textos variados con sus respectivos dibujos de aquello que evocan. Aquí encontraréis aproximadamente cada semana una dosis de ideas y sensaciones, un intento de transmitir nuestra visión de la realidad, o de hecho, nuestra ficción.

lunes, 22 de julio de 2013

Nits d'estiu

-Déjame en paz.
   La farola recortaba sus figuras, en una calle dónde la noche no dejaba ver más que gris, y su luz era la única superviviente.
 -Deja de seguirme por favor. Lo nuestro se acabó, no aguanto más. Han sido muchos años pero los dos sabemos que no podemos seguir.
   Restaron unos segundos inmóviles, esperando a que el otro dijera algo. El silencio se hizo incómodo justo cuándo empezaron a escuchar los ruidos de la noche, y les quedó la extraña sensación de que alguien les observaba. Tal vez la Luna les había prestado atención después de ver que no echaban nada en la tele. Y es que ser Luna tiene ese problema, que a esas horas no dan nada.
 -Sé que ha sido mucho tiempo y no puedo quejarme de ti, he estado bien hasta ahora. Simplemente no quiero seguir. No digo que no nos vayamos a ver nunca más, pero creo que me agobia el hecho de que estemos todo el día juntos y quiero un tiempo para mí.
   Y la sombra confusa no entendía nada de lo que le decía. El hombre al que llevaba media vida pegada le estaba hablando, eso estaba claro, pero no entendía como después de tantos años no sabía que las sombras eran sordas. Tampoco le importaba lo que dijera, ella sólo pensaba en su casa del campo y en lo crecidas que estarían las petunias.
   Él, harto de hablar con su sombra, le dio la espalda y se alejó hacia la oscuridad, lejos de la luz de la farola. Y entonces la sombra se perdió entre las sombras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Posts

Seguidores

Seguir por Email