Descripción del blog

Combinación de escritos e imágenes, palabras y esbozos, o, al fin y al cabo, letras y trazos. Textos variados con sus respectivos dibujos de aquello que evocan. Aquí encontraréis aproximadamente cada semana una dosis de ideas y sensaciones, un intento de transmitir nuestra visión de la realidad, o de hecho, nuestra ficción.

domingo, 23 de febrero de 2014

El tiempo



Una imagen puede llevar a muchas interpretaciones diferentes. Ahí van dos. Y a vosotros, ¿qué os sugiere?


"-No sé cómo explicarlo.
-Inténtalo.
-De acuerdo, pero no me vas a entender. Verás, morir es como el fruto de un árbol. Tu vida nace de una de sus ramas y tiene forma de reloj, tu vida no es más que el fruto del tiempo. 
El reloj no cuenta horas ni minutos, es una cuenta atrás. 
Nadie sabe bien cómo funciona, simplemente sus manecillas van dando vueltas, sin ser constantes ni acompasadas. Hay quien dice que van más rápido según cómo aprovechas el tiempo, pero en cualquier momento puede atropellarte un camión y las manecillas llegarán al final sin dar ningún salto. Ellas sólo retroceden hasta dar una vuelta entera. Cuando la dan y llega el momento, el reloj se para, y como el fruto que ya ha madurado, cae. 
La muerte no es más que el campesino que recoge los frutos del tiempo, por eso lleva guadaña, aunque no entiendo todo eso del atuendo de negro y cara esquelética. Supongo que no son más que licencias literarias.
- Todo eso te lo acabas de inventar.
- Para nada.
- ¿Y cómo lo sabes?
- Porque yo estoy muerto.
 - No lo entiendo, si estás muerto porqué puedo hablar contigo.

- Cariño, ¿no lo ves? No voy de negro ni tengo cara de esqueleto pero, ¿para qué crees que es la guadaña?"

Pere


"El reloj marca las tres.
Otra vez.
El suelo le entorpece y avanza lentamente.  Aterrado por aprovecharlo lo siente pasar. Qué extraña sensación, el tiempo. Se pierde en la negrura del reloj, viejo y joven a la vez.
Se resigna ante la evidencia de su corta existencia.

Y el reloj marca las tres.
Todo es pesado y lento. Aburrimiento.
Y el tiempo que erosiona, que se estanca y se repite. El reloj que él aguanta, siempre esa misma cadencia. Su paciencia infinita. Horas y minutos, qué más da.
Toda importancia es relativa, todo cambio dentro de la monotonía.

Y uno al lado del otro no se ven. 
Su atención colgando de un reloj que no funciona porque el tiempo no se puede contar. "

Joana

1 comentario:

  1. A mi aquest dibuix em suggereix a un home que es troba a la fase final de la seva vida i sent que li cau el temps a sobre. Potser hauria volgut fer moltes més coses de les que ha fet, i ara ja no és capaç perquè està lligat a un arbre, un arbre que ha crescut amb ell. Un arbre que en els seus primers anys era tendre i bellugadís, que es deixava portar pel moviment del vent. Un arbre que amb el pas del temps es va tornar ferm i robust, i que ara ja no representa altra cosa que vellesa. La vellesa de l'home que s'hi troba encadenat. Aquest es mira resignat el rellotge que penja damunt del seu cap. Sap que no s'hi pot fer res, en qualsevol moment les agulles deixaran de bategar.

    Realment és molt recomanable fer l'exercici d'escriure tot el que et pot arribar a passar pel cap només de veure el dibuix, animo a tothom que ho provi (encara que no arribem al vostre nivell ni de lluny jaja)
    Per cert, felicitats pel blog nois. En general m'agrada molt tot el que pengeu. Hi ha posts que hòsties, arriben. Continueu així que formeu una bona parella artística!

    ResponderEliminar

Posts

Seguidores

Seguir por Email